¿Que setas puedes encontrar en Los Vélez?

0
1292

Con la llegada del otoño y sus primeras lluvias, Sierra de Maria  se convierten en un mundo de colores y sensaciones ¿Que setas puedes encontrar en Los Vélez?

En el Parque Natural Sierra María los Vélez podrá encontrar siete variedades de setas y hongos comestibles:

Lactarius Deliciosus, (níscalo) y Lactarius Semisanguifluus, (rovellón).

En la Dehesa de los Alamicos podemos encontrar dos tipos de setas comestibles frecuentes en las pinedas: Lactarius deliciosus llamada comúnmente Níscalo y la Lactarius semisanguiflus llamada rovellón. Aparecen en años lluviosos y su mayor crecimiento tiene lugar entre la última semana de octubre y la primera de noviembre si bien se suele decir que es preciso que llueva en agosto para la fermentación de los bulbos.

El Níscalo se distingue fácilmente por su sombrero anaranjado (de 5 a 15 cm. de diámetro) y porque al corte exuda un látex anaranjado que posteriormente se vuelve verde por la oxidación. La cutícula es lisa y del mismo color. Las esporas son de color blanco y el pié es corto y suele ser blanco con algunas depresiones de color naranja vivo. Su carne es blanca por el centro y de color naranja en la periferia, compacta y granulada.

Niscalos
Lactarius Deliciosus, (níscalo)

Al recolectarlos no debemos arrancarlos de raíz ya que sólo se cocina el sombrero y si lo hacemos estaremos dañando el micelio y los hongos sufrirán. No debemos rastrillar o levantar el suelo y como suelen aparecer por zonas es conveniente no cortarlos todos. Está prohibido recolectarlos con bolsa de plástico así que deberemos ir provistos de una cesta.

Es un buen complemento en los estofados de carne, se cocina también a la brasa o en la sartén con vino blanco, harina, ajo, cebolla y perejil.

Lactarius_semisanguifluus
Lactarius Semisanguifluus, (rovellón).

Agrocybe Aegerita, (seta de álamo)

Agrocybe Aegerita, (seta de álamo)
Agrocybe Aegerita, (seta de álamo)

En el “paraje del hoyo” y en “la vega” podrá encontrar la “agrocybe aegerita” comúnmente conocida como seta de chopo o álamo, también salen en higueras, sauces y olmos. Es comestible, el pie es muy fibroso y no se come, nace en los troncos de los árboles, precisa de humedad y temperatura suave (20/22º), es una seta que aparece en cualquier época del año, siempre y cuando la climatología acompañe. El sombrero tiene entre 4 y 10 cm. de diámetro, con forma hemisférica en su nacimiento, pasando a convexa y tendiendo a aplanarse. Al principio suele ser de color marrón, palideciendo a medida que envejece a tonos cremas. El margen suele estar curvado bastante tiempo.

Las láminas de color blanco en un principio, después ocres. Pie curvado, largo y delgado, atenuado en su zona basal, de color claro. Posee en la parte superior un anillo membranoso de color blanco que se vuelve ocre cuando la seta es vieja. La carne es blanquecina, compacta y firme en el sombrero, muy fibrosa la del pie, de sabor y olor agradables ambos.

Buen complemento para guisos, estofados, revueltas al ajillo y con verduras.

 

 

 

Pleurotus Eryngii, (seta de cardo cuco).

En los prados y pastizales de montaña, orillas de caminos y pasos de ganado encontrará la seta de cardo o seta de cardo cuco (pleurotus eryngii) siempre ligada a las raíces del Cardo Cuco (eryngium campestre) sobre todo en otoño aunque si se dan las condiciones adecuadas también en primavera. Tiene sombrero más o menos convexo, inicialmente circular y en la madurez más irregular de hasta unos 8 cm. Sus laminas son blanquecinas y decurrentes sobre el pie que suele ser grueso y corto. A veces crece en grupos sobre la misma cepa. Su carne es elástica de olor agradable. Posee un sabor suave y delicado, una textura fina, es probablemente la de mayor calidad gastronómica. La encontrarás en cualquier prado o claro de montaña donde existan raíces de cardos en descomposición.

 

Pleurotus Eryngii, (seta de cardo cuco).
Pleurotus Eryngii, (seta de cardo cuco).

 

 

Tricholoma Terrum, (negrilla).

En los pinares y encinares encontrarás la Seta de Pino, negrilla o ratoncillo (tricholoma terreum), sale en el borde de los pinares, en los claros y entre las arjumas caídas. Su sombrero puede llegar a superar los 5 cm. de diámetro, de forma convexa aunque finalmente suele quedar plana, su color es gris ratón con el centro más oscuro y palideciendo hacia el borde, láminas de color blanquecino y grisáceas de viejas, pie cilíndrico y proporcional al sombrero.

Es una seta frágil y debe ser consumida con rapidez. Se consume frita como acompañamiento a arroces, guisos o en fritada. Su parecido con especies tóxicas recomiendan mucha precaución en su recolección e identificación.

Tricholoma Terrum, (negrilla)
Tricholoma Terrum, (negrilla).

 

Lepista Nuda, (pie azul).

Lepista sordida
Lepista Nuda, (pie azul).

Otra variedad comestible que no presta a confusión es la “lepista nuda” también llamada “pie azul”. Es de color violáceo en todas sus partes aunque la podrá encontrar en más tonalidades, es una de las setas que mejor resisten las heladas tan típicas en la Sierra de María. Aparece en el otoño tardío y en algunas ocasiones incluso en invierno. No se debe confundir con la lepista personata que tiene sólo violeta el pie y no el sombrero. El sombrero suele tener entre 5 y 15 cm. de diámetro, su carne es espesa y tierna, olor afrutado y muy aromática se utiliza para guisos, búscala cuando ya no encuentres a las demás. Cruda es venenosa y cocinada puede producir efecto laxante en algunas personas.

 

 

 

Chroogomphus Rutilus, (pata de perdiz)

Una más, la “pata de perdiz” (Chroogomphus rutilus): Sombrero de 4-10 cm., primero cónico y después extendido con el centro a menudo embonado. La cutícula, que es separable, es viscosa y brillante en tiempo húmedo, de color variable, de pardo rojizo a pardo vinoso, a menudo con tonalidades oliváceas. Láminas separables de la carne, muy decurrentes y separadas, de color pardo oliváceo de jóvenes, que se oscurecen mucho al envejecer. Espora de color negro oliváceo. Pie largo, atenuado y curvado hacia la base. Es viscoso, fibrinoso y escamoso, de color más pálido que el sombrero, con la base del color del azafrán. En el ápice presenta restos de velo filamentoso, que forman una especie de anillo muy fugaz. Carne compacta, de color amarillento, más intenso en la base del pie, donde es de color azafrán. Su olor y sabor son suaves.

Hongo micorrizógeno que vive asociado a los pinos, en toda clase de suelos. Fructifica a finales del verano y en otoño. Comestible, aunque de poca calidad. Es mejor mezclarla con otras setas. Al cocinarla se oscurece y toma una coloración morada muy intensa. En los pinares de las comarcas litorales, se halla más habitualmente la variedad fulmineus Heim, que tiene tonalidades vinosas. Una seta muy parecida es C. helveticus (Singer) Moser, que tiene la cutícula seca y no viscosa. Otra seta semejante es Gomphidius glutinosus, pero es más gris y muy viscosa. Ambas son comestibles.

Chroogomphus Rutilus (pata de perdiz)
Chroogomphus Rutilus, (pata de perdiz)

 

Fuente: www.sierrademaria.es